Mi Realidad de Tinta: 2018

El Terror (Dan Simmons)

El Terror, Dan Simmons

The Terror
Roca 2018 768 págs.
Goodreads

En 1847, dos barcos de la Armada británica, el HMS Erebus y el HMS Terror, que navegaban bajo el mando de sir John Franklin, están atrapados en el hielo del Ártico. En su anhelada busca del paso del Noroeste, parecen haber fracasado. Sin poder hacer nada por continuar su marcha y completar su expedición, rodeados del frío polar y de inminentes peligros, sólo pueden esperar a que llegue el deshielo que les permita escapar.

Poco a poco, los días van pasando y las condiciones de supervivencia se vuelven más extremas; temperaturas que superan los cincuenta grados bajo cero, provisiones de comida escasas, el deterioro de los barcos o la llegada de enfermedades van mellando la esperanza de la tripulación Por si fuera poco, la extraña presencia de una criatura bestial y misteriosa hace que los hombres crean que se enfrentan no sólo a las condiciones naturales más adversas, sino también a fuerzas sobrenaturales que superan, por momentos, sus creencias y su razón. Con el tiempo y la llegada de las primeras muertes, fantasmas como el de la rebelión, el motín o el canibalismo hacen su entrada en escena, en un panorama desolador.

Basada en hechos reales, El Terror es una magnífica novela en la que Dan Simmons consigue que el lector se sienta, aterido, uno más de los tripulantes extraviados en el Polo.

Durante el 2017 la tetralogía Hyperion se convirtió en una de mis favoritas, por lo que cuando vi aparecer el nombre de Dan Simmons entre las novedades de Random House mi mente gritó de inmediato "YES, PLEASE" aunque no supierámos nada sobre el libro. Spoiler alert: fue una buena decisión, Simmons se luce con una historia basada en hechos reales convertida en terror gracias a la trampa que es la mente de los mismos personajes en una situación extrema. 

Con las más de 700 páginas que inician con un mapa, Simmons nos sumerge de inmediato en el contexto básico para comenzar a armarnos una idea de lo que se vendrá, la historia de la expedición marítima al Polo Norte guiada por Franklin a mediados de 1850 que nunca regresó. Todo comienza de forma bastante simple: con el Erebus y el Terror atrapados en el hielo, pero no cualquier hielo, sino uno tan denso que logra que la única forma de sobrevivir de los tripulantes sea atreverse a abandonar el barco, lo que los expone no solo a los horrores que puede ofrecer la naturaleza cuando no estamos preparados para ella sino también al monstruo que tal vez ronda en lugares no explorados.

¿Locura, hambruna, congelamiento, gangrena, canibalismo, violencia, asesinatos? No es suficiente, agreguemos algo extra sólo para asegurarnos de que el lector entienda que no debe encariñarse con ninguno de los personajes porque las posibilidades de una muerte horrible están siempre a la vuelta de la esquina. Una de las cosas que hacen interesante este libro es precisamente que está basado en una expedición real y Dan Simmons es tan bueno en lo que hace —la terminología náutica, la narración, la construcción de sus personajes, la investigación general— que a pesar del agregado de terror a su ficción, el libro se siente en todo momento como si realmente estuvieras experimentando el frío junto a los capitanes Franklin y Crozier. [Mi alma #veranista sufrió con las descripciones del frío experimentado]

A veces es difícil seguir la pista de lo que está pasado porque el autor juega con los cambios temporales y de POV, pero eso ayuda a convertirlo en una experiencia cada vez más frenética a medida que la historia avanza y el monstruo aparece o no. Aunque a veces el ritmo flaquea debido a la importancia que da Simmons a las descripciones, el fuerte de la novela es a mi parecer el drama humano que viven todas las personas atrapadas en el hielo, quienes se consideran fuertes hasta que descubren que en realidad no tienen idea de cómo los indigenas pueden sobrevivir con incluso menos recursos que ellos y a quienes su propia mente comienza a traicionar a medida los días se convierten en meses y más.

Varios lectores han debatido sobre qué es "el Terror" exactamente, más allá del nombre del barco. ¿Es el monstruo? ¿Es la arrogancia humana que se convierte en su condena al suponer que podemos doblegar la naturaleza? ¿O la manifestación de la muerte inminente que la tripulación ya no puede negar? Tal vez es algo menos profundo, Simmons mezcla mitología y —siendo este un libro de ya alrededor de 10 años— probablemente sea fácil encontrar una respuesta satisfactoria, pero el sólo hecho de plantearme estas preguntas con la lectura la convierte en algo a destacar por sobre tantos otros libros de terror que se quedan solo en imágenes impactantes y personajes unidimensionales que se olvidan pasada una semana.

Los agradecimientos finales incluyen un montón de fuentes usadas por el autor ¡yey! I LOVE REFERENCES! y es inevitable no querer saber un poco más de la historia real ligada a esto. SPOILER ALERT HISTÓRICO?: fue solo hace un par de años atrás que por fin se localizó al Erebus a través de sondeos submarinos —hay imágenes incluso de restos momificados que se pueden ver fácilmente en google Y VERLAS DE NOCHE ES UNA MALA IDEA—, pero hasta el día de hoy nunca se ha encontrado el Terror. La historia de "La expedición perdida de Franklin" sigue siendo un misterio del que sólo se conocen detalles —las enfermedades que brotaron en la tripulación, el daño que arruinó las provisiones— y está ahí el verdadero terror de esta historia: las posibilidades de que la realidad vivida por esas personas fuera incluso peor que lo que cualquier autor pueda imaginar.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones

The TerrorТеррорO TerrorThe Terror 
Mi duda ahora es si ver la serie o no, porque los comentarios que he visto dicen que se toma bastantes libertades respecto al libro. Decisiones, decisiones...

Jurassic Park y El mundo perdido (Michael Crichton)

Jurassic Park

DeBols!llo 2018 480 págs.
Goodreads

En una isla remota, un grupo de hombres y mujeres emprende una carrera contra el tiempo para evitar un desastre mundial provocado por la desmedida ambición de comercializar la ingeniería genética. Pero todos los esfuerzos resultarán vanos cuando el inescrupuloso proyecto quede fuera de control y el mundo a merced de unas bestias monstruosas...
«¡Esos animales eran tan grandes! ¡Eran enormes! ¡Grandes como una casa! ¡Y había tantos! ¡Dinosaurios reales, mal rayo los parta! Y tan reales como uno quisiera. [...] Rogaba a Dios que la isla fuera segura.»

Mi relación con Jurassic Park siempre ha sido terrible. Me permitieron ver la película cuando era muy pequeña, impresionable e incapaz de darme cuenta de que no, no iba a aparecer un dinosaurio en cualquier minuto del día a matar(me). Mientras mis primos disfrutaban con la destrucción del T-Rex y los velociraptors, yo pedía permiso para salir a esconderme a la escalera del edificio mientras terminaba todo. Ese miedo nunca se me fue, con 26 años puedo asegurarles que mi ansiedad se dispara con el sólo hecho de ver una escena mientra hago zapping, y por lo mismo no la he visto desde hace unos 12 años. Pero toda película que se base en un libro, por mucho que me asuste, merece que su libro sea leído.

Artículos en la introducción nos hablan de la mutación, los logros en la clonación, la ética y la carrera científica en la genética que enfrentan varios laboratorios y en la que InGen parece llevar una delantera de varios años respecto a la competencia. Todo eso en completo secreto y gracias al dinero de un excéntrico sr. Hammond. Pero la mayoría de la gente no sabe de esto. En una de las islas de Costa Rica, un equipo médico recibe a un paciente crítico en medio de una tormenta, un "accidente de trabajo" que a la doctora presente se le asemeja más al ataque de un animal, pero en un lugar donde la gente todavía se aferra a supersticiones nadie más parece atreverse a pensar lo mismo que ella. Pero este no es un caso aislado, a través de fragmentos de diversos personajes nos enteramos de que extraños ataques —principalmente en lactantes— han estado sucediendo en la isla, aparentemente realizados por un extraño reptil que una pequeña logra dibujar: uno que sólo parece tener tres dedos, algo que la evolución dejó atrás hace mucho tiempo.

En Montana, los doctores Alan Grant —paleonteólogo— y Ellie Satler —bióloga especializada en botánica— se encuentran en medio de una excavación para recuperar restos esqueléticos casi completos de dinosaurios inmaduros cuando reciben la visita de un agente del gobierno. Las actividades de InGen y del sr. Hammond han levantado sospechas por el secretismo de la operación, la extraña cantidad de materiales comprados y la tecnología de punta que ha sido trasladada a un lugar privado en Costa Rica. Alan, quien fue uno de los asesores al inicio del proyecto, dice no saber demasiado sobre lo que está ocurriendo, pero nosotros podemos ver lentamente cómo las cosas van tomando forma, y la aparición de Hammond tan solo un par de horas después para invitarlos a ver sus instalaciones durante un fin de semana no hacen más que aumentar las sospechas.

Asesorado por varios científicos —incluyendo a Malcolm, un matemático experto en la teoría del caos— el sr. Hammond ha pasado varios años financiando su sueño: traer de regreso a los dinosaurios mediante avances genéticos. Al principio nadie creía realmente que fuera a tener éxito, o que tal vez sólo lo lograría con un número reducido de ejemplares, pero la sorpresa es grande cuando los expertos llegan a una isla que se ha transfomado por completo para ser el hogar de varias especies prehistóricas: el parque jurásico es una realidad. Y algunos desean saber los secretos, otros ganar dinero, y personas como Malcolm saben que este experimento está condenado al fracaso y no se trata de un "si" sino de un "cuándo". ¿Agregamos a un par de niños y una falla en el sistema de seguridad provocada desde el interior? El caos es el único resultado posible.

Aunque gran mayoría de lo sucedido es conocido por la película, como siempre las adaptaciones nunca son 100% fieles, y Crichton enriquece la historia mediante diálogos con científicos, una mayor abundancia de personajes. El doctor Wu, por ejemplo, nos habla de cómo logró la clonación de estos seres y los problemas que no ha podido resolver a pesar de los años de trabajo invertidos en ello. Alan se siente más carismático que en la película, Malcom es una conexión constante con el pesimismo y el "algo malo va a pasar y era obvio pero igual siguieron jugando a ser Dios", y Ellie es mi personaje favorito ("Es una mujer" le dicen, "Esas cosas suelen suceder" responde ella) y sólo se debe en un 20% a poder imaginármela en todo momento como Laura Dern. Le sobran los niños, no se toma el tiempo de hacer que se sientan como niños, y pasan de la sorpresa al parque a hablar como si fueran personas de 40 años.

Dejando de lado toda la historia, lo impresionante del libro es lo real que se siente todo. Michael Crichton era doctor graduado de la escuela de medicina de Harvard y la verdad es que se nota en todo el detalle que incluyó en su obra desde el primer momento. ¿Se siente real? Es porque la mayoría de los datos/ciencia utilizados son reales, llevados a un extremo para cumplir la función de establecernos en una posibilidad dentro de la ficción, cosa que logra de manera ejemplar. ¿Pensé que le iba a dar 4 estrellas a este libro? No, pensé que iba a ganar mi miedo a los dinosaurios #truestory, pero la verdad cuando llevaba 200 páginas ya estaba cautivada y comprometida con llegar hasta el final, uno que no es igual al que vimos en la pantalla.


El mundo perdido

DeBols!llo 2018 480 págs.
La pesadilla empieza en la isla de Costa Rica, donde se encuentran varios cadáveres de dinosaurios. El paleontólogo Richard Levine organiza una expedición y, gracias a sus peculiares ayudantes -dos niños superdotados-, consigue que Ian Malcolm, uno de los pocos hombres que conoce lo que realmente ocurrió en aquella isla remota, colabore en la arriesgada empresa.

Como es sabido, esa isla fue el verdadero "laboratorio" del parque, donde los dinosaurios eran "fabricados" y criados sin ningún criterio científico por los responsables de una empresa cegada por los intereses económicos. Ahora, las consecuencias de tales manipulaciones son pavorosas: los dinosaurios se han vuelto violentos e impredecibles y amenazan con extender su salvaje hegemonía a todo el planeta.

Como Jurassic Park fue una agradable sorpresa, temía que tal vez su segunda parte fuera una decepción, pero Michael Crichton regresa con una historia que nuevamente se lee como si fuera parte de los resultados de una investigación que podría ser leída en un Journal. Si en el primer libro la sorpresa fue descubrir que InGen había sido capaz de replicar dinosaurios en su tamaño real y crear un parque de atracciones gigante oculto en una isla, en esta segunda parte la interrogante es: ¿Qué pasa si no somos nosotros quienes nos infiltramos en su ambiente, sino que la evolución sigue su curso y ellos llegan a nosotros?

El mito urbano es que Crichton no tenía planes de escribir un segundo libro. Las malas lenguas dicen que fue Spielberg —impulsado por el éxito que generó la película de JP— quien lo convenció ¿comisionó? para continuar la historia y poder seguir disfrutando del dinero que una adaptación daría. No se sabe si esto es real, pero sí hay que reconocer que hay cosas en El mundo perdido que sugieren que la historia podría ser real, tales como el regreso de un protagonista a quien se da por muerto en el epílogo del libro anterior, uno de los motivos que provoca recelo en algunos de los lectores que conocieron este mundo a través de los libros y no de su adaptación.

Sea verdad o mentira, el libro existe y —aunque tal vez tenga unas páginas de más— los detalles que Crichton agrega, o esa sensación de urgencia y peligro constante lo convierte en un libro que nuevamente se lee rápidamente y que supera a su adaptación con escenas que Spielberg pudo haber aprovechado muchísimo más y que dejó de lado por tener más criaturas animatrónicas, what a waste. A grandes rasgos el doctor Levine está intentando descubrir qué fue lo ocurrió exactamente en la isla en Costa Rica, para lo que decide contactar a Malcolm, pero los acuerdos de confidencialidad impiden que este reconozca nada hasta que el paleonteólogo no obtenga pruebas de la existencia de esos dinosaurios, cosa que por supuesto logra y nos lleva, eventualmente, de regreso a una isla que se ha mantenido sin control durante ya varios años y donde Malcolm podrá ver en acción su teoría del caos.

Tras bambalinas tenemos también al laboratorio culpable del desastre del libro anterior —Biosyn— quienes todavía desean obtener el ADN y muestras biológicas de lo logrado por InGen, y se mantienen haciendo cosas de malos porque el dinero siempre será más fuerte que el sentido común. Si hay un solo motivo por el que agradecer la existencia de este libro es Sarah, quien salva en más de una vez la vida de todos los hombres presentes en la expedición, una heroína bien construída que nunca depende de los demás, y se mantiene fuerte y segura en todo momento. Sí, Crichton al igual que Sanderson parece no ser capaz de escribir a más de una mujer en papeles protagónicos, pero al menos lo hace de una manera fantásticas y sin caer en clichés.

Si les gustó la adaptación de SP probablemente no disfruten tanto de este libro, la verdad es que los cambios son notorios y el autor claramente prefiere darle protagonismo a la ciencia y el terror de tener al lector siempre a la espera de algo terrible que no podemos ver realmente antes que a la abundancia de dinosaurios. Y lo logra, pero sí es 100% más sutil que todo lo visto en pantalla. Me quedo con la reflexión que la lectura provoca sosbre qué sería lo ético en una situación como esta, hasta dónde es capaz de llevarnos la ambición y los límites que somos capaces de cruzar por llevar nuestro nombre a lo más alto sin tener en cuenta las consecuencias que nuestras acciones pueden provocan en el ecosistema y la humanidad. También me quedo con mi miedo a los dinosaurios, han sido demasiados años como para lograr olvidarme de él.


Gracias a Penguin Random House por los ejemplares 

Otras ediciones

Jurassic ParkJurassic Park (Jurassic Park, #1)The Lost World (Jurassic Park #2)The Lost World

Kudos al diseño escogido por la editorial para las reediciones, incluso los lomos se ven bonitos 💖 Muerte a todos los dinosaurios, aunque ahora sepamos que tenían plumas :C

La villa de las telas (Anne Jacobs)

La villa de las telas, Anne Jacobs

Die Tuchvilla Die Tuchvilla #1
Plaza y Janés 2018 624 págs.
Goodreads

Una poderosa familia

Un oscuro secreto.

El destino de una familia en tiempos convulsos y un amor que todo lo vence.

Augsburgo, 1913. La joven Marie entra a trabajar en la cocina de la impresionante villa de los Melzer, una rica familia dedicada a la industria textil. Mientras Marie, una pobre chica proveniente de un orfanato, lucha por abrirse paso entre los criados, los Melzer esperan con ansia el comienzo de la nueva temporada invernal de baile, momento en el que se presentara en sociedad la bella Katharina. Solo Paul, el heredero, permanece ajeno al bullicio, pues prefiere su vida de estudiante en Munich. Hasta que conoce a Marie...

«No hay otro remedio, señorita. O cuidas de ti misma, o te hundes. Quien se pierde a sí mismo se amedranta, se arrastra y se doblega ante los demás, y llega un momento en que se echa a perder...»

¿Les gustan las series como Downton Abbey o esas series gigantes de Sarah Lark o Bárbara Wood? Porque si la respuesta es sí estoy totalmente segura de que La villa de las telas les encantará. Alemania de principios del siglo XX, una familia prominente dueña de una famosa fábrica que vive en una casa enorme con criados llenos de personalidad, hermanas que son opuestos y un heredero que desperdicia sus estudios antes de verse al mando de la compañía y una nueva empleada con un pasado misterioso que ni ella misma conoce. Todo lo anterior = DRAMA. Y el drama entretenido que hace que 600 páginas páginas se pasen volando.

La suerte nunca ha estado a favor de Marie Hofgartner. La muerte de su madre cuando sólo era una niña ha significado desde siempre una vida de privaciones, enfermedad, hambre y trabajo. Cómo pupila de un orfanato al que siempre hacen falta recursos, a los 19 años ya era parte del personal de la fábrica de telas de los Melzer hasta el día en que se enferma y acaba en el hospital, donde el mismo director de la fábrica se interesa por ella y acaba empleada como ayudante de cocina en la casa del señor. Desde ese momento su suerte comienza a cambiar. Ningunos de los empleados está demasiado seguro sobre ella, María Jordan —la doncella de la casa— no la tolera, el viejo jardinero le habla del pasado, la cocinera se acostumbra poco a poco ella pero también la culpa de los retrasos, la ama de llaves no siempre apoya sus comentarios y el chófer está tan ocupado suspirando por la señorita Kitty que no se preocupa demasiado de la chica delgada que poco a poco va ganando fuerzas.

¡Qué tonto parecía el chófer al rodear el coche a saltitos para abrir las puertas y ofrecer la mano a las damas! ¡Como si ellas no fueran capaces de acomodarse sin su ayuda en esos asientos tapizados! Aunque, por otra parte, esas mujeres eran como algodones de azúcar... un chaparrón las habría disuelto. ¡Qué lástima que no lloviera!

Pero si bien los empleados de la casa son parte del corazón de la historia, la familia Melzer igual está en el centro. El patriarca ha pasado toda su vida construyendo el éxito de la fábrica que lo sacó de la pobreza, pero ahora las máquinas están fallando y ninguno de sus hijos es de demasiada ayuda —probablemente porque su madre siempre los ha consentido. Paul estudia en la capital, desperdiciando el dinero en sus amigos y sin poner demasiada atención en sus clases, ansioso de colaborar pero demasiado orgulloso para escuchar a su padre. Elisabeth siempre se ve desplazada por su hermana menor, más delgada y hermosa que ella, quién suele ser más fría y calculadora que la soñadora Kitty, la favorita de mamá, la artista que siempre consigue todo lo que quiere... Incluída la atención del teniente de quien ella ha estado prendada por dos años. Las intrigas involucran siempre a todas las partes de la casa.

Marie ahora tiene un techo sobre su cabeza y comida en su estómago, pero sin esas necesidades tan apremiantes, las preguntas sobre su pasado —¿Sus padres?— comienzan a surgir, y sobre todo las dudas sobre el motivo que llevó al mismísimo señor Melzer en interesarse por ella. Cuando las cosas explotan entre Lisa y Kitty, el comportamiento de algunos empleados y el desempeño de la fábrica, Marie se encuentra inesperadamente en una mejor posición como acompañante de la señorita Kitty, modista de Elisabeth y atrayendo la atención de un recién llegado Paul, lo que cambia por completo la vida de todos los habitantes de la casa Melzer.

¿Sabes, Kitty? —empezó a decir Elisabeth con cuidado—. Me da miedo estar haciéndolo todo mal. Se nos ha enseñado que hay que comportarse como es debido y de forma sumisa, no contradecir al hombre, confiar en lo que él diga y tantas otras cosas. Sin embargo, de las cosas verdaderamente importantes no sabemos nada.

Aunque al principio sentí que tal vez se me haría una historia larga y tediosa —el libro parece realmente un ladrillo que paseaba a todos lados— no podía estar más equivocada. Anne Jacobs mezcló la construcción de una historia compleja, con diversos personajes que reflejan el pensamiento de la época con el contexto de la historia real de esos años. Los años pre Guerra Mundial, el conflicto cada vez más notorio en las grandes casas, la economía de mercado y las consecuencias de la revolución industrial, el inicio de los derechos de los trabajadores y el socialismo. ¿Todo esto más varios romances prohibidos, arte y mentiras? Es la telenovela perfecta y este es sólo el inicio.

Aunque las hermanas y el padre a veces eran desagradables —a pesar de lo mucho que me gustó Kitty a ratos, estaba 100% de acuerdo en que le hacía falta disciplina y nunca pensaba en cómo sus decisiones afectaban al resto de la familia— acabé encariñándome con la mayoría de los personajes, y si bien desde la sinopsis se habla de Paul y Marie, el romance está bien construido de acuerdo al momento histórico, por lo que todo se traduce en más palabras que acciones y nunca se hace demasiado empalagoso. Por lo demás son las visiones amorosas de Elisabeth —siempre celosa de su hermana y obsesionada con el teniendo von Hagemann— y Aguste —intentando atrapar a alguien por medio de la paternidad— tienen más protagonismo que el otro romance.

[...] Pero ¿quién desea una guerra? ¿Qué persona con un mínimo de entendimiento puede creer que una guerra es buena para la humanidad?

Llena de altos y bajos para toda la familia y sus cercanos, La Villa de las telas se desarrolla desde el otoño de 1913 a junio de 1914 y es una historia cautivante por sí sola que mejora gracias al uso de pequeñas referencias que hacen sentir que todo lo leído podría ser real. Lo único terrible desde mi punto de vista es que, si bien el final de esta primera parte es lo suficientemente cerrado, es innegable que es un fragmento de algo más grande que queda en el mejor momento —¡El archiduque fue asesinado! ¡Se aproxima el inicio de la primera Guerra Mundial!— y los libros dos y tres sólo están disponibles en alemán, por lo que viviré en la incertidumbre hasta que P&J decida continuar con la traducción #thepainisreal

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones

 La Villa delle StoffeW cieniu tajemnic 
Luego de este libro regresaron todas mis ganas de terminar Downton y ver a Maggie Smith siendo una Lady Victoriana 💕

El cuchillo en la mano (Patrick Ness)

El cuchillo en la mano, Patrick Ness

The Knife of Never Letting Go Chaos Walking #1
Nube de Tinta 2018 480 págs.
Goodreads
View Full Size Image
El comienzo de la aclamada trilogía del autor de Un monstruo viene a verme.

Prentisstown no es como el resto de ciudades. Desde que sus habitantes se infectaron con el germen pueden escuchar los pensamientos de la gente de su alrededor en un Ruido constante y abrumador. No existe la privacidad. No hay secretos.

Todd Hewitt es el único adolescente en esta ciudad de hombres. Este nunca ha sido su lugar. Jamás ha encajado. Hasta que por casualidad encuentra un sitio en completo silencio. Algo imposible. Un terrible secreto. Y ahora va a tener que escapar antes de que sea demasiado tarde.

«Mientras lo empuñe, mientras lo emplee, el cuchillo vive...»

Welcome back! El frío invernal que se ha estado haciendo presente se ha llevado gran parte de mis ganas de leer para convertirlas en ganas de ver documentales/series de decoración/Brooklyn 99 tomando chocolate caliente y envuelta en frazadas en mi sillón. Pero, aunque a mucha menos velocidad de lo normal, sigo leyendo los "nuevos" libros que me van llamando la atención. El cuchillo en la mano no es nuevo ―está cumpliendo 10 años― pero sí es la primera vez que lo veo en Chile, ¡y con la edición nueva negra mate con detalles brillantes y cantos de página oscuros! IT'S BEAUTIFUL. Pero los dos motivos que me llevaron a querer leerlo son: 1) me lo habían recomendado hace un par de años en twitter y 2) Tom Holland y Daisy Ridley son los protagonistas de la adaptación a la pantalla grande (2019).

Todo empieza inocentemente, con un paseo de Todd y su perro Manchee para recoger manzanas. Todd tiene 12 años y es actualmente el único niño que queda en Prentisstown, todo el resto ―al cumplir los 13― ya se ha convertido en hombre. Prentisstown es el último asentamiento humano existente, donde sólo hay hombres como resultado de la guerra contra los zulaques y el arma que provocó la enfermedad y muerte de todas las mujeres. Una comunidad pequeña que por no tener natalidad se achica cada día más. Porque no sólo no hay mujeres, sino que en este lugar todos pueden escuchar los pensamientos del resto, el ruido. Este ruido no consiste únicamente en escuchar al resto, sino también en ver las imágenes que pasan por la cabeza de todos quienes están cerca, inluyendo hasta a los animales. Está de más decir que el estado mental de los habitantes de Prentisstown no es el mejor.

En este mundo no hay otra cosa que ruido, nada distinto a los constantes pensamientos de los hombres y las criaturas que te asaltan los oídos una y otra vez, una y otra vez desde que, durante la guerra, los zulas liberaron el germen del ruido, ese germen que acabó con la vida de la mitad de los hombres y de todas y cada una de las mujeres...

Todd fue criado por Ben y Cillian luego de que su madre muriera por culpa del virus y si bien es el último niño del pueblo, está a sólo un mes de convertirse en un hombre... aunque no esté demasiado seguro de lo que eso implique. Como todos los niños que solían jugar con él ya son hombres su única compañía es su perro Manchee, un regalo de un cumpleaños anterior que no es demasiado brillante y suele meterlo en problemas. El caos que implica vivir en medio del constante ruido lo ha acostumbrado a ver imágenes que a veces no comprende, a no tener privacidad y a escuchar comentarios crípticos respecto a su persona, y aunque los desvaríos de Aaron, el predicador del pueblo que más de una vez lo ha golpeado lo tengan siempre en alerta, nada lo prepara para la primera vez que siente el silencio. No el silencio relativo que le proporciona vivir en las afueras del pueblo, sino un silencio real y que escapa de lo que es normal en Prentisstown.

Es este silencio lo que lo pone en peligro. ¿El eco de Manchee? ¿Sus propios pensamientos? ¿Aaron? Lo único que está claro es que en el camino de regreso alguien ha escuchado el descubrimiento de Todd, y ahora el chico debe escapar del pueblo acompañado sólo de su perro y una mochila que contiene un diario escrito por su propia madre y un mapa a un lugar que no debería existir. También lo acompañará el silencio, mejor conocida como Viola, una chica!! que parece tener un vacío a su alrededor y que descubrirá la verdad de lo sucedido en este planeta junto a Todd, en una constante carrera por dejar atrás a los hombres de un pueblo condenado.

 ―¿Empiezas a tener esperanza? ―pregunta Viola con curiosidad.
―No ―contesto, acallando mi ruido―. ¿Y tú?
Enarca las cejas y sacude la cabeza.
―No, yo tampoco.
―Pero, de todos modos, llegaremos hasta el final.

Voy a ser honesta, aunque el libro me gustó una vez que terminé y me dediqué a pensar en mis impresiones, esperaba más de la historia. La culpa fue por supuesto de mis expectativas al ser un libro que venía recomendado y de mi cada vez menor tolerancia a los personajes que no son capaces de tomar una decisión. Me pasé un 70% del libro frustrada con Todd y temerosa de lo que le fuera a pasar a Manchee. Todo el concepto de este ruido que está presente incluso cuando los personajes están dormidos es súper interesante, y la verdad es que la edición del libro aprovecha el uso de diferentes fuentes para intentar transmitirnos el caos que viven los personajes. Es fácil creer que el predicador está loco ―más fácil que creer que alguien puede seguir cuerdo bajo esas condiciones. Pero eso mismo es lo que hace que desde el principio sospeches de cada persona que aparece en escena y pocas cosas sean sorpresa.

# Not My Todd and Viola

Me pasó igual que como que me pre-dispuse a pasarlo mal al imaginarme a Manchee literalmente como al perro de Up. Sí, me imaginaba un perro dibujado acompañando humanos de verdad, e incluso habiendo visto fotos de Daisy como Viola por algún motivo no me termina de convencer. ¿Será porque es rubia? ?O porque ella y Tom no se ve como los 14-15 años que se supone deben tener? Lo que es más claro en ella y su vestimenta tipo El quinto elemento. No sé. Igual estoy basando mis comentarios en una única foto. La culpa es por supuesto de Patrick Ness, que a diferencia de sus otros libros que son más enfocados en el romance/descubrimiento personal, le dio toda la carga emocional al perro que se interpone una y otra y otra vez entre su amo y quienes quieren hacerle daño. Era imposible que fuera a odiar este libro cuando Manchee existe entre sus páginas.

En general El cuchillo en la mano es un libro que dista de los otros títulos de Ness por caer más en el arquetipo del viaje del héroe que sus otros títulos, la acción puede ser predecible ―y que algo sea predecible no quiere decir que no sea impactante, al menos un par de revelaciones lo fueron― pero se mantiene de forma constante, dando sólo los respiros necesarios para que logres conocer y conectar con los jóvenes protagonistas y aprendas la verdad de Prentisstown junto con ellos. La advertencia es que a diferencia de otras series en que el primer volumen es casi autoconclusivo, en este ocurre todo lo opuesto y el cliffhanger es real ―cuando llegué a la última página grité un WHAT?! porque ni siquiera hay notas de autor o una página en blanco extra. A pesar de mis roces con Todd ―YOU HAD ONE JOB― en este punto ya estoy emocionalmente comprometida con la historia (y con Viola) y necesito saber qué va a suceder a continuación.
Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones

Hlas nože (Chaos, #1)Chaos: La fuga (Chaos Walking, #1)Vocea pumnalului (Pe tărâmul haosului, #1)Umut Bıçağı  (Chaos Walking, #1)

🐶💔😭

El portal de los obeliscos (N.K. Jemisin)

El portal de los obeliscos, N. K. Jemisin

The Obelisk Gate • La Tierra fragmentada #2
Nova • 2018 • 400 págs.
La esperada secuela de La quinta estación, ganadora del premio Hugo 2016 a la mejor novela y Notable Book 2015 según el New York Times.

Así es cómo termina el mundo, por última vez.

La estación de descenlaces se vuelve más lúgubre a medida que la civilización se sume en una noche larga y fría.

Essun ha encontrado refugio, pero no a su hija desaparecido. También encuentra a Alabastro De anillado, el destructor del mundo, quién le pide algo que solo ella es capaz de realizar.

«—Las estaciones siempre terminan —respondes—. El Padre Tierra mantiene su propio equilibrio. Lo que hay que preguntarse es cuánto van a durar.»

Hace un mes —tal vez un poco menos— leí, me enamoré y les hablé de La quinta estación en una reseña bastante extensa en la que me quedaron mil cosas por decir por miedo a spoilear la historia. El portal de los obeliscos es la segunda parte de la trilogía, el segundo acto que por fin nos presenta el desarrollo actual de los protagonistas, aunque para eso disminuye de forma considerable el conflicto y la acción que en contraste desbordaba la primera parte. Eso no lo hace menos interesante, ya que todo lo que sucede es necesario para armar un final épico que no sea imposible de tragar debido a las explicaciones. Pero me estoy adelantando —voy escribiendo esto en un bus y es difícil hilar ideas en movimiento— y primero hay que aclarar cosas del libro anterior. Ojo con los spoilers ¡¿Qué hacen aquí si no han leído el anterior?!

La vez pasada les dije que el libro estaba contado de forma que te sintieras protagonista y aunque es así, también es incorrecto —lo siento, no podía destripar la historia. Ahora sabemos que no es que seas Essun, es que Hoa te está contando la historia como si fueras Essun, incluídos tus sentimientos y pensamientos. Ahora también sabes que Hoa es un comepiedras, como la criatura extraña que seguía a Alabastro y se lo llevó en el peor de los momentos. También sabes que la historia anterior no era sobre tres mujeres —o tal vez sí. Damaya, Sienita y Essun son una misma persona que te fue mostrando el casi literal cambio de piel sufrido cada vez que el mundo cambió de forma irrefutable para ti. Damaya terminó cuando su familia la entregó a Shaffa y él la llevó al fulcro, donde descubrió cosas que la hicieron poderosa y peligrosa a partes iguales. Entregarse a las enseñanzas del lugar —a las restricciones y temores la convirtió en Sienita.

La manera en que funciona la orogenia nunca tuvo sentido, ¿verdad? No debería funcionar. La fuerza de voluntad, la concentración y la percepción no deberían ser capaces de mover montañas. No hay nada igual en el mundo. La gente no puede detener avalanchas con un buen baile ni crear tormentas aguzando el oído. Pero, de alguna manera, siempre has sabido que este elemento estaba ahí, haciendo que tu voluntad se manifestara. Este... lo que quiera que sea.

Sienita fue la estudiante prodigio, la aprendiz de Alabastro, la amante de Innon y Bastro, la madre de Corin, la que destruyó una ciudad entera y liberó a un comepiedras de un obelisco. Y Sienita murió cuando Shaffa llegó al lugar donde su pequeña familia vivía tranquila y destruyó su mundo por completo —otra vez. Y Essun, ella creía que por fin se había adaptado, tenía una nueva familia y una vida en la que ya no era una orogén, hasta que encontró a su hijo menor muerto por los golpes de su esposo. El problema es que Essun no puede morir, porque Essun es la mujer a quien su hija conoce y Hoa está seguro de que Nassun todavía está viva en algún lugar. Buscándola es como llegan a Castrima, la comunidad subterránea donde pierden su rastro y dónde se ven obligados a permanecer. El lugar donde vuelves a encontrar a Alabastro: medio muerto y convirtiéndose en piedra luego de haber iniciado el fin del mundo. Bastro, a quien extrañabas y quién te encarga terminar lo que él empezó. Bastro, quién te habla de la Luna y cómo el Padre Tierra ha pasado siglos vengándose de quienes se la arrebataron.

Decides qué tal vez no está tan loco y puedes volver a ser su alumna, lo quieres y lo odias al mismo tiempo, sabes que él no te ha perdonado que matarás a su hijo aunque esa fuera la única forma de evitar su sufrimiento, pero él también te quiere y te extrañó. Y esta vez Hoa nos habla también de la persona que estuvimos siguiendo el libro pasado, y es Nassun quién se convierte en la protagonista en paralelo de la historia de Essun, que ahora es la historia de los obeliscos y la luna. Nassun deseaba ser acervista —Nassun deseaba ser cualquier cosa que la mantuviera alejada de su madre— y sus sueños terminaron en el minuto en que entró a su casa para ver a su padre asesinando a su hermano de 3 años. Desde ese instante se convierte en la superviviente que su madre ha estado forjando con más violencia de la que hubiéramos esperado. 

Os han quitado demasiadas cosas, una y otra y otra vez, hasta que lo único que os quedaba era esperanza, una esperanza que habéis abandonado porque duele demasiado. Hasta quepreferiríais morir o matar o evitar cualquier apego emocional antes que perder cualquier otra cosa.

Con un padre que pasa constantemente del odio al amor y a quien la niña debe aprender a manipular rápidamente, es nuevamente Shaffa quien aparece a ganarse la confianza y el amor de una orogén que no sabe nada de su potencial, y a diferencia de Essun, Nassun se encuentra con un Shaffa distinto, que ya no es por completo un Guardián y que está decidido a no cometer los errores del pasado con esta niña que le recuerda a alguien a quien recuerda haber querido. Fue gracias a Nassun que evitaron Castrimo y eventualmente llegaron al lugar que buscaba su padre, la luna, donde él cree serán capaces de devolverle a su pequeña. Pero con la dedicación del Guardián y la libertad de no tener a su madre cerca la niña florece en sus habilidades, descubriendo la orogenia de una forma totalmente nueva y atrayendo la atención de personajes que parecen ser una incógnita en este punto de la historia. Mientras tanto Essun aprende de los obeliscos y de la guerra de la que la humanidad ha formado parte desde hace milenios sin haberse dado cuenta.

Debo admitir que El portal de los obeliscos me gustó un poquito —muy poquitomenos que La quinta estación, probablemente porque se siente como si de correr frenéticamente ahora estuviéramos caminando y parando cada ciertos metros a mirar alrededor. Las constantes revelaciones ¡mi sorpresa cuando se reveló que Damaya era Sienita! ¡La muerte horrorosa de Innon!— se vieron cambiadas por momentos de introspección o estrategia militar, diálogos y la amenaza de una batalla. No se lee tan emocionante, ¿verdad? Pero la verdad es que lo es, porque si hay algo que la autora hace bien es meterte en la piel de cada uno de los personajes, confundirte por sus acciones, darte pequeños trozos que te hacen empatizar con ellos y luego gritarte en la cara que no deberías confiar tan fácilmente porque es el fin del mundo —nos lo vienen diciendo desde el principio de todo— y nadie puede ser bueno ni malo cuando todos de un modo u otro sólo están luchando por sobrevivir.

¿Se sentiría mal en caso de hacerle daño por amor? Si le hace mucho daño ahora para que sufra menos a la larga, ¿la convierte eso en una persona horrible?

¿No es ese el verdadero significado del amor?

Es difícil leer a Nassun porque todo lo que sabíamos de ella antes es que era el único motivo por el que Essun se mantuvo lúcida y con un objetivo, pero ahora tenemos del otro lado de la historia a una niña de 10 años que no recuerda que su madre le haya dicho que la quiere, y el origen de todo eso está en el deseo de la madre de proteger a la hija de la discriminación que ella siempre vivió de la misma manera en que se lo enseñaron a Sienita. Es fácil sentir la rabia de Essun por ser siempre mirada como algo menos que humano, por siempre tener gente dispuesta a traicionarla, por haber perdido una y otra vez a todas las personas que ha amado por culpa del miedo y la ignorancia del resto. Es fantasía aplicada a la realidad que es la discriminación que millones de personas viven día a día y no hay que olvidarlo sólo porque el contexto aquí incluya obeliscos flotantes, insectos asesinos e inviernos que parecen eternos.

Con esta segunda parte ya leída no puedo decir que me sorprenda la cantidad de alabanzas —y premiosque la autora ha acumulado, entre ellos el premio Hugo a la mejor novela 2016, 2017 y el Nébula 2018, todos por esta trilogía que se ha convertido en una de mis lecturas favoritas de lo que va de este año. ¿Cómo irá a finalizar todo esto? No tengo la menor idea, pero creo que será uno de esos casos en los que es imposible esperar un final feliz para todas las partes. Aunque tenemos más partes del puzzle todavía falta información sobre la guerra, los bandos y las batallas que se avecinan. Nova todavía no anuncia la fecha de publicación para The Stone Sky, pero tengo la esperanza de que sea pronto y que logremos verlo en Chile antes de fin de año, porque no es de Dios dejarnos así de emocionados esperando el descenlace.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar


Otras ediciones



La Porte de cristal (Les Livres de la Terre fracturée #2)Az ​obeliszkkapu (A megtört Föld, #2)The Obelisk Gate (The Broken Earth, #2)方尖碑之门 (破碎的星球, #2)

¡Lean estos libros, por favor! Jemisin es una narradora excelente, sus personajes están fantásticamente construídos y toda la historia es tan humana que es imposible quedar indiferente ante ella. Recomendadísima.

Ragdoll: Muñeco de trapo (Daniel Cole)


Ragdoll (Muñeco de trapo), Daniel Cole

Ragdoll • Fawkes y Baxter #1

Grijalbo • 2018 • 480 págs.


Seis víctimas y un único cadáver hecho con retales de todas ellas.

Una carta con el nombre de las seis próximas personas condenadas a morir.

Un malévolo juego del gato y el ratón con un asesino que desafía a la policía y un país entero que contiene el aliento.

Y es que esa mente perversa siempre va un paso por delante.

Un thriller taquicárdico. Un peligroso desafío en el que es imposible no involucrada.


«El cuerpo desnudo, contorsiones de forma antinatural, parecía flotar un palmo por encima de las irregulares tablas del suelo. Estaba de espaldas al salón, mirando hacia el inmenso ventanal. Cientos de hilos casi invisibles mantenían sujeta la figura, anclados a su vez a dos ganchos metálicos industriales.»

¿Verdad que la sinopsis sueña genial? ¿Verdad que todo debería haber sido espectacular según ella? Sí se emocionaron tanto como yo con la premisa les recomendaré que bajen sus expectativas para que no se decepción en tanto como yo. Y no, no es que sea un libro terrible o poco interesante… es que los personajes no aportan lo suficiente para sentir que la historia —o lo que les está ocurriendo— es importante. Cole, we could have had it all.

La historia abre en 2010, durante el fin del juicio de Naguib Khalid está siendo acusado del asesinato e incineración de varias prostitutas menores de edad, lo que le ha ganado el apodo de Asesino Incinerador en los medios que han estado siguiendo el espectáculo. Entre los espectadores a la espera del resultado se encuentra el detective Fawkes, quién lideró la investigación y está completamente seguro de la culpabilidad del acusado. El problema es que algunas declaraciones han sido contrarias, se demostró que el detective había plantado pruebas y una carta mencionaba que tal vez no se encuentra perfectamente. Esos factores llevan a que el jurado lo declare inocente… y que Fawkes intente matarlo con sus propias manos antes de que sea puesto en libertad.

—Agente de la Policía Metropolitana e investigador jefe de los asesinatos del Ragdoll… Sargento detective William Oliver Layton-Fawkes —recitó Ford emocionado, recibiéndolo con un breve aplauso—. Pero es Wolf, ¿verdad? Un nombre genial. Un lobo entre las ovejas, ¿no?

La acción de Fawkes resulta en condena pública hacia la policía en general y una internación en un hospital psiquiátrico para él. Pero eventualmente el destino se ocupa de demostrar que el detective siempre tuvo la razón cuando Khalid es encontrado con el cuerpo de otra muchacha y condenado por sus crímenes. En 2014, Fawkes —también conocido como Wolf— está de regreso en su puesto, viviendo en un departamento pequeño luego del divorcio de su esposa y trabajando con Baxter —su compañera— otra vez. Pero aparentemente el detective está condenado a verse involucrado con asesinatos importantes, porque es junto frente a su nuevo hogar que se descubre un cadáver poco común: está construido con los retazos de lo que claramente son 6 personas distintas, la cabeza pertenece al Asesino Incinerador… y está apuntando directamente a la ventana de Wolf.

El departmento de policía de Londres empieza a trabajar en el caso liderados por Wolf, su supervisor Finley, Baxter, el novato Edmunds y su jefe Simmons. Intentar reconocer las partes del “muñeco” y sus dueños podría ser la clave para resolver el caso rápidamente, pero todo se complica cuando Andrea —la ex-esposa de Wolf— recibe un sobre que incluye los nombres y futura fecha de muerte de otras 6 personas, una lista encabezada por el mismísimo alcalde. ¿Serán los detectives capaces de descubrir el vínculo entre el cadáver y las futuras víctimas? ¿Por qué es Wolf a quien el asesino parece querer llamar la atención? ¿Será la policía capaz de evitar las muertes anunciadas mientras toda la prensa observa?

¿Estaría trastornada? ¿Era mejor tener recuerdos inquietantes que no tener ninguno? ¿Era mejor sentirse atemorizada y en guardia que no sentir nada? ¿Sería ese el tipo de preguntas que se hacía el asesino para justificar sus atrocidades?

El primer tercio del libro se siente emocionante y bastante macabro con las descripciones del «muñeco de trapo» creado por el asesino, pero a medida que la historia avanza y vamos conociendo a los protagonistas las cosas sólo comienzan a decaer. Primero tenemos a la muy típica figura del policía moralmente gris de esta clase de novelas —no siempre de acuerdo con lo que dice la justicia, tiene un pasado algo oscuro, es una figura depresiva/traumada— y mientras más avanzas más molesto se hace el constante salto de puntos de vista, porque si al llegar al final no te importan las acciones del protagonista ¿cuál era el sentido de todo? Su relación con la detective Baxter —que también es un cliché— carece totalmente de química, sin embargo el autor se empeña en recalcar que los sentimientos de ambos son más que una amistad, y lo único que acaban demostrando es que este equipo de policía es terrible.

Más o menos a la mitad del libro —que no olvidemos tiene casi 500 páginas— ya pasaba de todo lo que les ocurriera y sólo me interesaba realmente el novato, a quien nadie parecía querer escuchar aunque era la única persona en toda la unidad que realmente estaba investigando y llegando a conclusiones reales. Edmunds es el mejor personaje y ahora tengo miedo de que no vaya a estar en el próximo libro, porque la serie —cuando comencé no sabía que sería una serie— se llama Fawkes y Baxter, y siento que me frustro sólo con leer eso. Sobra decir que cuando llegué al tercio final lo único que me interesaba era saber quién era el asesino, e incluso eso se volvió decepcionante por culpa de Wolf.

Existe Dios. Existe el diablo. Los demonios campan entre nosotros.

Si dejo de lado mis opiniones sobre esos personajes tan mal construidos puedo admitir que hay varias escenas geniales a lo largo del libro —que en un principio se había concebido como una obra de teatro— y también está cargado de un humor negro que aparece cuando menos te lo esperas. A pesar de su extensión es un libro que no tardas mucho en leer si —como yo— eres un lector que se obsesiona con resolver los misterios. Por lo tanto, ¿es un libro terrible? NO, sobretodo cuando se considera que es el primero del autor y que a muchos otros sí les ha convencido. De forma personal me quedo con otro libro similar: El muñeco de nieve, de Jo Nesbø, que también tiene un criminal que descuartiza personas y un policía cliché, pero al menos Harry Hole se gana al lector con sus peculiaridades, a diferencia de Fawkes.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones


Η μαριονέτα (Detective William Fawkes, #1)Ragdoll. Un corpo. Sei vittimeMarionetSkudurinė lėlė 

Aunque Ragdoll fue un decepción para mí, mientras escribía la reseña estuve mirando comentarios del siguiente libro y me parece que podría ser mejor. Tal vez lo lea, tal vez no. No se puede negar que a veces es bueno cambiar de género 🙆