Mi Realidad de Tinta

La quinta estación (N.K. Jemisin)

La quinta estación, N.K. Jemisin

The Fifth Season La tierra fragmentada #1
Nova 2017 446 págs.
Goodreads 

TODA ERA TIENE QUE LLEGAR A SU FIN

Ha dado comienzo una estación de desenlaces.

Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.

Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.

Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.

El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

«Invierno, primavera, verano, otoño. La muerte es la quinta, y la que controla todas.»

Voy a ser honesta: no sé cómo empezar a hablar de este libro. Partiré sacándome de encima el hecho de que se convirtió de forma automática en un favorito, y que probablemente no me había enganchado tanto a una historia nueva desde el año pasado con El problema de los tres cuerpos. Tiene un puñado de cosas que lo hacen especial, original, crudo, brutal y tantos otros adjetivos que podría adjudicarle, pero me da miedo empezar a hablar y no poder detenerme, arruinando las sorpresas que son tan necesarias para vivir la narrativa creada por Jemisin. La verdad es que tomé el libro sólo sabiendo dos cosas, que había sido el ganador del Hugo en 2016 y que la mayoría del internet lo amaba. ¿La sinopsis? Olvidé leerla y de todas formas lo único que necesité fue el prólogo para interesarme en la historia. Creo que incluso recomendaría dejar de leer esto ahora y sólo ir y comenzar el libro, eso sí, al principio la narración se siente un poco extraña ―uno de los POV está escrito de forma que te sientas como la protagonista y ser Essun no es sencillo― por lo que hay que tener ganas, o paciencia según otras reseñas, de acostumbrarse a esa peculiaridad ―valdrá la pena, estoy segura.

Pero si desean saber algo más ―si en realidad el nombre de la historia únicamente les suena por cierto grupo musical― haré mi mejor esfuerzo por formar algo coherente que pueda darles una idea de lo que encontrarán entre las páginas de La quinta estación. Esta mezcla de ciencia ficción y high fantasy transcurre en la Quietud, un lugar ¿planeta, al menos lo conocido? conformado por sólo una gran masa de tierra, pangea style, que se ve contantemente amenazada por el Padre Tierra con terremotos y erupciones volcánicas que llevan a quintas estaciones: "inviernos" de al menos seis meses de duración ―pero que se pueden extender por décadas e incluso más― provocados por la oclusión del sol posterior a estas catástrofes naturales debido a los contaminantes liberados. [Historia extra: para el terremoto del 2010 una de las primeras cosas que todos recordamos en Concepción además del ruido que hizo la tierra fue el hecho de que unos cuantos minutos después del movimiento, el cielo se oscureciera y se llenara todo de una neblina densa y polvo que no permitía ver más de un par de metros y se tragó el amanecer. El libro relata cosas como esta de una forma terriblemente real para quienes lo hemos vivido.] Un gobierno central ―el Imperio― controla el lugar y su capital está ubicada en Yumenes, mismo lugar donde se ubica el fulcro, lugar donde los orogenes son entrenados para controlar sus peligrosas habilidades ―¿orogenes? volveremos a esto después.

Es una de las razones por la que gente como ellos teme a la gente como tú, porque eres impredecible y no pueden prepararse contra ti. Eres como una sorpresa, como un dolor de muelas repentino, como un ataque al corazón. La vibración que provocas se incrementa, rápido, y el retumbar empieza a sentirse no solo con las glándulas sesapinales, sino también con los oídos, los pies y hasta la propia piel. Y en ese momento ya es demasiado tarde.

Además de ese gobierno central en la capital, la gente se agrupa y asienta en pequeñas comus ―comunidades― donde eligen a sus propios representates y aceptan gente dependiendo de sus habilidades ―que determinan su casta: Lomocurtido, Semental, Innovador, Resistente, Líder & otros― por lo que una vez unidos a una comu su nombre se termina por el propio + casta + comu = Essun Resistente Tirimo, y eso permite que la persona tenga acceso al abasto y protección en caso de que ocurra una Quinta estación. Pero también existen en este mundo dos "clasificaciones" más peligrosas, que son las de Orogén y Guardián y, si se dieron cuenta, ninguno de estos es parte de la comu... y nuestra historia comienza mostrándonos inmediatamente por qué.

El prólogo inicia con dos seres iniciando el fin del mundo, para dejarnos claro que eso no es lo más importante en esta historia, que esta no es la primera vez en que el mundo acaba y que probablemente no será la última: estamos observando el inicio de una nueva Quinta estación. Y luego somos Essun por primera vez y estamos entrando a nuestra casa luego de un día de trabajo y encontrando el cuerpo de Uche, nuestro hijo de tres años, muerto por los puños de su padre que siempre se mostró tan amoroso, a quien todavía puedes ver jugando y riendo con el niño. Eso antes de las noticias de lo ocurrido en Yumenes, antes de que notara que Uche usó su instinto para evitar que el terremoto los afectara tanto, antes de descubrir que era un monstruo. Tu vida se destruyó en un día y sólo puedes llorar abrazada al niño, sabiendo que no puedes quedarte ahí para siempre porque eventualmente van a venir por ti. Y ahora tienes una hija que encontrar ―¿viva?― y una venganza por delante contra el hombre que te traicionó ―aunque ya deberías estar acostumbrada a la traición. [Essun es lo máximo]

Nacemos del calor y de la presión. El movimiento incesante es el que nos muele. Si nos quedamos quietos es que no estamos vivos.

Luego se nos introduce a Damaya ―la segunda de las mujeres que estaremos siguiendo―, temerosa y casi congelada en un granero, encerrada ahí por su familia que ni siquiera le ha dado un abrigo luego de que una pelea con un chico dejara claro que la pequeña no es como todo el resto, pues fue capaz de realizar orogenia de forma instintiva para defenderse y eso la marca como un monstruo más de esta tierra y esta gente que decide que el asesinato es mejor que el miedo a un niño. La solución es entregarla a un Guardián -¿para que la mate? ¿se la lleve? su madre ni siquiera está segura, sólo la quiere lejos- los únicos entrenados para enfrentarse a las personas como ella. Schaffa ―con su apariencia extraña, las críticas sutiles a su familia y las primeras palabras amables que Damaya escucha en semanas― se gana la confianza y cariño de la niña para luego demostrarle que los peores monstruos son quienes menos esperas, y cómo es posible seguir necesitándolos incluso cuando te hacen daño.

Y finalmente tenemos a Sienita, orogén que vive y entrena en el fulcro, ya tetranillada ―una indicación de su poder y control sobre él― y a quien se le ha encomendado una misión con el único decanillado existente ―el máximo de anillos que alguien puede obtener. Su misión es ir a eliminar la barrera de coral de un puerto, evitando provocar un tsunami o cualquier otro tipo de daño en el proceso. También es imperativo que quede embarazada de su tutor pues es lo que las mujeres del lugar deben hacer y algo a lo que será obligada más constantemente si no obtiene más anillos que demuestren su utilidad en el exterior. El fulcro es un lugar especial, una especie de Hogwarts Azkaban para los orogenes, donde sólo pueden permanecer quienes controlan su poder y están siempre rodeados de los Guardianes y su perturbadora presencia. Un orogén ―u orógrata si deseas ser despectivo― es alguien que tiene la capacidad de manipular la energía térmica y cinética para intervenir ―detener, provocar, ampliar― un evento sísmico. En un planeta lleno de puntos calientes, donde estos ocurren constantemente y pueden llevar a una Quinta estación ―donde las leyes dejan de existir y cualquier cosa puede ocurrir.

En el fondo, esto es lo que eres: una criatura pequeña e insignificante. Estos son los cimientos de tu existencia. El Padre Tierra hace bien en despreciarte, pero no te avergüences. Puede que seas un monstruo, pero también eres maravillosa.

Todo esto que les conté ocurre en los primeros 4 capítulos, así que espero que puedan imaginar cómo es el resto del libro. Una de las cosas que se nos cuentan es cómo desde la creación del imperio luego de la Estación de la Locura se le ha enseñado a la gente cómo prepararse para sobrevivir a estos periodos donde la muerte abunda y a la que es prácticamente imposible escapar ―Yumenes es el lugar que ha sobrevivido más estaciones y eso se debe indudablemente a la presencia del fulcro en el lugar― al enseñarles el litoacervo, donde también se les enseña a temer a los Orogenes. Es indudable ―y habría que ser muy obtuso― para no entender desde un primer momento que La quinta estación es una metáfora gigantesca a la discriminación y el daño/miedo/injusticias que esta causa. Te pega de frente y puede ser aplicada a la que elijas: inmigrantes, gente de color, pobres, religiones... es una mezcla de todo y puedes elegir la que prefieras para reemplazarla por los orogenes. La autora facilita aún más la tarea al darte tres etapas de la vida distintas para enfocarte.

La niña, que al ser diferente es dejada a un lado por su familia, que es regalada a un extraño para evitar problemas, que aprende que puede ser diferente mientras sea útil para los poderosos y nunca enfrente o decepcione a aquellos que la controlan. La niña que aprende desde un inicio que nunca tendrá libertad. Luego tienes a la joven que es inteligente, hábil, poderosa e ingenua, pero que para mantener un mínimo de libertad debe permitir que otros dispongan de su cuerpo, que es manipulada por sus carceleros e insultada de frente por ser distinta, a quien ni siquiera le dan la mano porque es más un objeto que persona, que empieza a descubrir las injusticias pero ha sido tan sometida toda su vida que encuentra imposible creer que las cosas podrían ser diferentes. Y después la mujer que se ha mantenido oculta siempre para poder ser aceptada. La mujer que se permite querer y formar una familia a pesar del peligro porque cree que la comunidad la ha aceptado luego de años, pero que ve a su hijo muerto a manos de su pareja por ser distinto, la mujer a quien sus vecinos intentan matar cuando descubren la verdad. La mujer que es más ella cuando está en el camino con alguien que tal vez no es humano que en todos los años que pasó en la comu.

―¿P-por qué? ―Se le entrecorta la voz. Le cuesta respirar. Le parece imposible que ocurra algo así en un camino en medio de la nada, una tarde tranquila y soleada. No lo entiende. Su familia le ha enseñado que el amor es una mentira, que no es macizo como una piedra, que se dobla y desmigaja, que es débil como el metal oxidado. Pero ella pensaba que le gustaba a Schaffa.

―Te quiero ―dice.

Jemisin nos da una, otra y otra escena que ilustra la crueldad de este mundo hacia cualquiera que no encaje en lo que quienes tienen influencias dictaminen. ¿Cómo es posible que quienes tienen más poder que cualquier otro sean los que vivan en el miedo? ¿Cómo lograron manipular y desaparecer documentos para hacer ver a los hijos del Padre Tierra como los monstruos sin que nadie se enterara jamás? Aunque cuesta un poco acostumbrarse a la narración ―no sé si se sentirá de la misma forma en inglés, pero presiento que sí― la autora hila la historia alternando a Essun, Damaya y Sienita y sus viajes en este mundo multirracial donde el sol se ha ocultado y criaturas que comen piedras están caminando junto a los humanos. Donde el cielo está poblado de obeliscos que no parecen tener un propósito pero nunca están ausentes. Donde incluso la sexualidad ilustra la misma gran variedad que observamos día a día tiene protagonismo.

Pero es crueldad lo que marcó el libro para mí. ¿Esa primera aparición de Essun, tapando el cadáver de su hijo de tres años sólo hasta el cuello porque él le tenía miedo a la oscuridad? Jemisin plasmó la ignorancia y crueldad humana sin intentar suavizar el golpe y mantuvo el mismo tono durante cada página del libro. No vengan a La quinta estación a buscar humor o algo "ligero" que leer, porque no es eso lo que van a encontrar. El libro empieza con el fin del mundo y la verdad es que cuando llegas al último capítulo te alegras de que ese fin haya llegado, y a pesar de los giros argumentales ―que, woah, en serio, siento que estaba tan distraída con lo que ocurría que nunca me di el tiempo de imaginar ciertas conexiones― y los elementos de fantasía/CiFi, es fácil difuminar las líneas al extrapolarlo con lo que actualmente vivimos en el mundo real, y esa ficción que pone un foco sobre nuestros problemas pasados y actuales como sociedad se merece sin dudas toda la atención y aplausos que ha recibido ―y continúa recibiendo― por su trilogía.

Tienes que recordar una cosa: el final de una historia no es más que el comienzo de otra. Al fin y al cabo, todo esto ya ha sucedido antes. La gente se muere. Los antiguos órdenes establecidos se acaban. Nacen nuevas sociedades. Y cuando decimos que "esto es el fin del mundo", no es más que una mentira, ya que al planeta no le ha sucedido nada.
Pero así es el fin del mundo.

Otras ediciones


Az ötödik évszak (The Broken Earth, #1)Al cincilea anotimp (Pământul sfărâmat, #1)La Cinquième Saison (Les Livres de la Terre fracturée #1)Quinta Estação (The Broken Earth, #1) 

Oye, no comenté nada del resto de los personajes porque el contador ya iba en +2000 palabras y nadie va a leer tanto, pero igual fui muy fan de Hoa y BastroTengo el segundo libro esperándome y me alegro porque necesito TANTAS RESPUESTAS!

Promesa audaz (Jude Deveraux)


322642

Promesa audaz, Jude Deveraux

Velvet Promise Los Montgomery #1
B 2018 (re-ed) 464 págs.
Goodreads
View Full Size Image
Inglaterra, 1501. Todo el país se recogió con la boda de Judith Revedoune y Gavin Montgomery. Aunque Judith se había prometido que su esposo sólo la poseería por la fuerza, el primer contacto entre ambos, ante el florido altar, enciende la llama de una pasión inocultable. Cuando Gavin se asomó al fondo de aquellos ojos dorados, se sintió consumido por el deseo... Pero ya había entregado su corazón a otra. 

Humillada y sola en un castillo desconocido, Judith resuelve odiar a ese marido que toma su cuerpo pero rechaza su alma. Pero sabe que lo ama y que teme perderlo...

«En su mayoría, los hombres piensan que nada peor puede ocurrirle a una mujer que verse sin la compañía de un hombre.»

Aaaah, tiempo de ¿volver? al romance histórico. Esos libros perfectos para leer en este clima invernal, sumergirte en un drama de proporciones estratosféricas e ignorar el machismo y violencia que existe en un 99% de estos libros en favor del momento de "¡OH, SE AMAN!" que inevitablemente ocurre entre las héroina y el héroe para ―luego de varios sucesos que ponen en riesgo la vida de uno o ambos― acabar en un final feliz, todo esto ambientado 500, 300 o 200 años atrás. La sinopsis de Promesa Audaz apareció entre el catálogo de novedades de Random House este mes, y aunque llevo bastante tiempo sin querer leer uno de estos libros ―Devil in Spring de Kleypas fue lo último que recuerdo haber amado en el género― no pude resistirme a él.

La sorpresa fue que a medida que leía pensaba "estoy segura de que ya he leído esto???" y hasta llegar al final no revisé mis libros electrónicos y descubrí que efectivamente lo había leído durante El ataque del romance histórico que viví en 2013-2014, pero en inglés. Lo bueno: mi memoria es inútil y sólo sentí una eterna sensación de deja vu durante mi lectura, sin recordar nada en concreto. La serie de los Montgomery es la que sacó del anonimato a Jude Deveraux (pseudónimo) con la publicación de Promesa Audaz el año 81. En ella decidió contar las historias de los 4 hermanos Montgomery en la Inglaterra del siglo XVI: todos mujeriegos y encantadores, que eventualmente conocen a una mujer atípica para la época ―o sea que no se deja intimidar por los hombres y en vez de coser sabe cosas como pelear o administrar un castillo― se odian/enamoran/pelean y eventualmente alcanzan su final feliz. UNO NO LEE ROMANCE HISTÓRICO POR LAS SORPRESAS, OK?

―No lo haré.
La voz era serena, pero esas pocas palabras no habrían resonado más si se las hubiera gritado del tejado. Por un momento, Robert Revedoune quedó desconcertado. Ninguna mujer lo había desafiado nunca con tanta firmeza. En verdad, de no haber sabido que se trataba de una muchacha, habría confundido su expresión con la de un hombre.

Promesa Audaz (primero en la serie original, pero por algún motivo tercero en la traducción) nos presenta al hermano mayor, Gavin Montgomery, quien ha luchado por el Rey en muchas batallas, ganando su respeto y riquezas propias mientras mantiene las tierras de sus familia junto a sus hermanos Miles, Raine y Stephen. Aunque es atractivo, joven y con dinero aún no se ha casado puesto que la única mujer que le interesa, la delicada Lady Alice, no tiene el permiso de su padre borracho y abusivo para hacerlo. Peor aún, la ha comprometido contra su voluntad con un Conde, más rico que Gavin y en posesión de un título. Con el corazón roto, Gavin decide aceptar la propuesta del Conde Revedoune ―que se ha quedado sin hijos varones― de casarse con su única hija, para así obtener más riquezas y tierras. La muchacha poco le importa y como nadie la ha visto jamás, corren rumores de que es horrenda o está mal de la cabeza.

Pero Judith Revedoune no es ninguna de esas cosas. Su padre nunca la miró y su madre ―una mujer que ha vivido años de maltrato físico luego de haber sido incapaz de darle más varones a su esposo― sólo logró protegerla al mantenerla oculta y preparla para una vida en el convento, donde eventualmente podría ser abadesa y tener tanto poder como un hombre de la época, por lo que la chica creció sola, bella y llena de opiniones. El problema es que su madre debió enviarla al convento desde hace varios años, pero al no soportar separarse de la chica lo retrasó una y otra vez, y hasta que la sorpresiva muerte de sus hermanos la condenó al mismo destino que ella sufrió: estar amarrada a un dueño.

―¿Algún problema, señor? ―preguntó John Bassett.
―El peor de cuantos he tenido. Dime, John, tú que ya eres maduro, ¿sabes acaso algo de mujeres?
John rió entre dientes. ―No hay hombre que sea de eso, señor.

Pero Judith está decidida a darle una oportunidad a su matrimonio puesto que no todos los matrimonios están obligados a ser como el de sus padres, ¿verdad? La primera vez que ambos novios se ven es igual de mágico que un cuento, pues ambos son jóvenes, atractivos y se ven encantados el uno con la otra... pero Lady Alice no está feliz de ver a Gavin contemplando a la muchacha que se suponía debía ser fea pero en realidad tiene ojos dorados y cabello rojizo, y desde el primer momento se propone mantener el amor del hombre a través de todos los trucos que le han ayudado a mantenerlo a sus pies durante estos años mientras ella manejaba a su padre. Y gracias a que Gavin es incapaz de ver el verdadero rostro de Alice todos sus planes resultan, echando por tierras las esperanzas a Judith de tener una unión distinta, y haciéndole prometer en su primera noche de casados nunca entregarle nada sin poner oposición.

Y así se desarrolla un tumultuoso matrimonio donde los celos abundan y ambas partes intentan ser mejor que el otro y son incapaces de poner nombre a sus sentimientos, cayendo siempre en trampas de terceros que mantienen el drama ―con batallas, secuestros, tortura, bailes, muertes y locura― hasta la última página del libro. En serio, Promesa audaz es un viaje completo... ¡Y TODAVÍA QUEDAN TRES HERMANOS! Eso sí, aunque yo disfruto de esta clase de libros por lo anterior, hay que reconocer que las ideas de romance de estas autoras deja mucho que desear, y el libro incluye incluso ―y este es un trigger warning: una violación, violencia física explícita contra varias mujeres, suicidio y la pérdida de un embarazo luego de una caída. Aunque todo está dentro del contexto de la historia que la autora está contando ―y que este es un libro con más de 30 años― me alegra que esta ya no sea la norma entre las autoras consagradas de romance.

―¿Es posible amar sin perdonar? Si es posible, ese parece ser mi destino.

No sé si eventualmente veremos reeditada el resto de la serie ―¿creo que el segundo salió el año pasado?―, pero ver otra vez estos libros que ya estaban descontinuados me da la esperanza de que eventualmente lleguen a los libros de Lisa Kleypas, Rachel Gibson o Susan Elizabeth Phillips, que son mis autoras favoritas en el género y cuyos libros más antiguos ―y conocidos― es imposible encontrar en librerías desde hace varios años. Please, Me gusta leer 🙏

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras (GLORIOSAS) Ediciones (TÍPICAS DE ESTAS NOVELAS)


 The Velvet PromiseДжудитThe Velvet PromiseDie Ascotts: Judith (Montgomery #2)
¿Cómo no amar lo horrendas que solían ser las portadas de este tipo de novelas en los 80 y 90? En Goodreads incluso pueden encontrar listas de novelas con Fabio en la portada. Igual hay que reconocer que son una representación fiel de los hechos xD

Inventos infernales (Philip Reeve)

Inventos infernales, Philip Reeve

Infernal Devices Máquinas mortales #3
Alfaguara 2018 352 págs.
Goodreads

Spoilers mayores contenidos en la sinopsis! 🚨 La hija de Tom y Hester, Wren, anhela huir de la monotonía de Anchorage. Está sedienta de aventura. Cuando un pirata submarino peligrosamente encantador le ofrece una oportunidad para escapar, Wren no lo duda ni un instante. Pero el pirata quiere algo a cambio: Wren debe robar el misterioso Libro de Hojalata, y hacerlo acarreará consecuencias que podrían destruir la paz...

Inventos infernales es la tercera parte de una saga de cuatro novelas fantásticas escritas por Philip Reeve y que forma parte de la tetralogía de «Máquinas mortales». La historia se sitúa en un mundo postapocalíptico donde las ciudades de la Tierra deambulan por el mundo sobre ruedas gigantescas, arrasándose entre sí, y en el que los recursos cada vez son más escasos.

«Dicen que estamos devolviendo el verdor al mundo ―suspiró la doctora Zero―, pero lo único que estamos consiguiendo es convertirlo en fango...»

¡Continúa mi teleserie favorita de estos días: Máquinas Mortales! Me sorprendió la llegada del tecer libro de Philip Reeve en tan poquitos meses, pero era imposible no pedirlo con lo atrapada que me tiene la historia ―a pesar deser literalmente una telenovela con drama al nivel de la Gata salvaje, lo juro― y lo que prometían los secretos que no fueron revelados durante el descenlace de El oro del depredador. Antes de entrar de lleno a Inventos infernales les hablaré un poquito de la serie en general porque esta es una reseña que no quieren leer si no han leído los dos tomos anteriores, es algo así como una segunda era en la serie y eso implica spoilers inevitables.
 
En términos generales la serie de Reeve parte de la premisa de una sociedad donde destruímos tanto el planeta durante la Guerra de los Sesenta Minutos que prácticamente acabamos con todos los recursos, y eso obligó a los sobrevivientes a aferrarse al Darwinismo Municial: Las ciudades fueron montadas en plataformas, se extendieron hacia arriba y comenzaron a moverse por el planeta para alimentarse de otras ciudades más pequeñas y lentas, y de esa forma adquirir sus recursos. El problema es que incluso esto ya se ha vuelto más difícil para las ciudades que van quedando. Sin nueva tecnología ni nuevos recursos, comienzan a crecer las voces de la Liga Antitracción, que intenta acabar con esta forma de vida y espera volver a la vida previa de las ciudades móviles. La Tormenta verde es una de sus facciones más radicales, liderados por Anna Fang deciden enfrentarse a un Londres que acaba de redescubrir un arma que acaba llevándola a su destrucción, una situación en la que Hester Shaw ―joven huérfana de rostro deformado― y Tom Nasworthy ―joven huérfano aprendiz de historiador― se ven más que involucrados.

¿Quién terminará esto? ¿Quién pondrá fin a esta guerra infinita?

Las tragedias que viven en Londres los unen en una relación que no muchos comprenden ―el rostro de Hester es realmente horroroso, un solo ojo, sin nariz ni parte de su mandíbula, ¿cómo puede alguien sentirse atraído por ella? eso sin mencionar su personalidad―, pero juntos acaban viviendo aventuras que los llevan a volar por varias otras ciudades, viendo persecusiones, vendiendo mercancía, conociendo gente famosa, traicionando y siendo traicionados. Máquinas mortales es una constante aventura en una ambientación casi imposible de superar y en la que su mayor debilidad son, lamentablemente, los personajes principales. PERO, en el tercer libro no son ¿tan principales? Lo explicaré ahora, se vienen los spoilers:
 
Inventos Infernales comienza de forma inesperada: primero un capítulo con el regreso de mi favorito ―en serio es mi personaje favorito en toda esta historia y sólo fue parte del primer libro― el stalker Shrike. Shrike es una de estas criaturas construídas a partir de los restos de una persona pero que ya son prácticamente sólo máquina fue quien crió a Hester y a quien vimos morir en Máquinas mortales, pero ahora la doctora Zero lo ha vuelto a la vida ―por tercera vez― como regalo para la stalker Fang, ahora líder de Tormenta verde. Como si eso fuera poco el segundo capítulo vuelve a sorprender con un salto temporal de 16 años. Tenemos nueva protagonista y su nombre es Wren Nasworthy, la hija adolescente de Tom y Hester que no está nada contenta de vivir una vida monótona en Anchorage cuando a los 15 años sus padres ya habían vivido muchas aventuras.
 
―NOSOTROS SOMOS LOS MUERTOS ―dijo Shrike, que estaba empezando a sentirse incómodo―.  NOSOTROS NO SENTIMOS. NOSOTROS NO RECORDAMOS. NOSOTROS FUIMOS CREADOS PARA MATAR. ¿DE QUÉ NOS SIRVEN LOS RECUERDOS?

Tom ya no es el chico guapo y valiente de los primeros libros, el disparo de Pennyroyal que casi lo mató todavía le hace sentir dolores en el corazón, sigue siendo tal vez igual de ingenuo, pero ya ha comenzado a perder el cabello entre otros cambios. Hester por su parte sigue amándolo más que a nada en el mundo ―tal vez demasiado― pero todos sus años en Anchorage no han hecho que la gente le tome más aprecio y todos siguen mirandola con desagrado y temor luego de la noche en que por "salvarlos" mató a las personas de Arkangel. Cuando Wren era pequeña al menos tenía su amor incondicional, pero cuando creció eventualmente comenzó a mirarla como todo el resto, avergonzada de su madre y robándole casi toda la atención de Tom. Sí, Hester sigue siendo la psicópata egoísta del libro anterior.

Wren desea vivir aventuras lejos de esta ciudad estática donde la señorita Freya ―que en algún momento tuvo un romance que no funcionó con Caul― es la maestra y desea que ella se convierta en su ayudante. Y sus sueños se cumplen cuando descubre que los muchachos perdidos están en Anchorage, y estos se aprovechan de su ingenuidad ―porque claramente es hija de Tom― para incitarla a robar el Libro de Hojalata ―una reliquia de la familia de Freya cuyo propósito nadie conoce―, aunque ella no sabe que el libro es codiciado por más de un grupo de personas, y esto incluye a la stalker Fang. Cuando las cosas salen mal Wren es secuestrada por Fishcake, el único sobreviviente de los muchachos perdidos luego de que Hester les dispare― y eventualmente ambos son vendidos como esclavos en Brighton, donde Pennyroyal es alcalde luego del éxito de ventas que fue su recuento de los sucedido en Anchorage en "El oro del depredador".
 
Su madre no tenía idea de lo que era tener quince años. Su madre era tan fea que probablemente nunca tuvo amigos de joven, y mucho menos amigos como Nate Sastrugi [...]. Lo más probable es que su madre nunca le hubiera gustado a ningún chico, salvo, por supuesto, a su padre. Y lo que fuera que su padre vio en ella era uno de los grandes misterios por resolver de Vineland, tal y como lo veía Wren.

El libro en un principio se divide en tres subtramas: 1) lo que sucede con el secuestro de Wren en Brighton; 2) el viaje de Hester, Tom, Freya y Caúl, la relación del último con su pasado que nunca logró superar y lo llevó a aislarse de todos y 3) la doctora Zero, Shrike y Fang en los terrenos de la Tormenta verde. El punto dos se resuelve relativamente pronto y es como la parte más "ligera" de odo el libro y el autor logra darle un cierre a cosas que insinuó antes. Como Hester y Tom continúan siendo peculiares ―encerrados en una relación que yo jamás vi como amor? Más como una codependencia poco sana que acabó con una hija a los 17― me encontré aplaudiendo cada vez que les ocurría algo malo, cosa que jamás me había pasado con los protagonistas.

La parte más interesante es el dilema constante que enfrenta la doctora Zero, que luego de años en la Tormenta se ha dado cuenta que en realidad están arruinando más el planeta que decían querer mejorar y ella ha contruibuido con sus avances científicos, por lo que está determinada a acabar con Fang con la nueva arma que diseñó, pero de la que nunca se nos dice nada específico. Shrike, nacido por tercera vez, no tiene sus recuerdos anteriores, pero de todos modos parece recordar flashes de un rostro algunas veces, y sospecha de la doctora aunque es incapaz de traicionarla. El problema nuevamente es la familia Nasworthy. Philip Reeve parece incapaz de escribir adultos, y estos personajes de treinta y tantos parecen seguir atrapados en una eterna adolescencia.
 
―Tranquila, muchacha, tranquila. Eres una jovencita muy valiente.
―No lo soy. Tenía miedo. Tanto miedo...
―Pero en eso consiste la valentía, querida mía. En superar los miedos. Si no tienes miedo, no cuenta.
 
¿Hester? Antipática, imposible de empatizar con sus berrinches, dejando atrás cualquier cosa que pueda quitarle la atención de Tom... incluso aunque se trate de su hija. Y Tom y su ingenuidad que lo vuelven idiota, es imposible tomarles cariño cuando son personas que si conociera en la vida real serían odiados. Conversábamos con Cathe de onceuponafaeriebook ―somos las más emocionadas por la llegada de estos libros― de cómo estos libros nos gustan a pesar de sus personajes y de cómo parecen ser más queridos de lo que nosotras esperamos en USA. Porque la historia es entretenida si la miras de lejos, ¿pero cuando empiezas a analizar cosas? No sobresale mucho de otros tantos mejores libros de fantasía. Se nos ocurrió que tal vez es por ese cariño que uno le tiene a los libros que lee entre la infancia/adolescencia y que te moldean como lector, pero sigue siendo un fenómeno que no comprendemos muchos. Lo único que sabemos que es esperamos al menos una muerte en el final de la tetralogía.

Las últimas 100 páginas son vertiginosas, hay un plot twist por ahí que hace que varias cosas cobren sentido, un reencuentro emocionante, explosiones y muchas muertes, revelaciones de secretos que se venían acumulando desde tomos anteriores y varias pistas sobre lo que será el final. ¿Sobrevivirá alguien a la batalla que se avecina? Tendremos que esperar a la llegada de Una llanura tenebrosa para saber, aunque no creo que se tarde demasiado ;)

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar 

Otras ediciones


Máquinas InfernaisInfernal Devices (The Hungry City Chronicles, #3)Helse Machines (The Hungry Cities Chronicles, #3)Infernal Devices (The Hungry City Chronicles, #3) 

Ps. Ayer salió el primer tráiler de la película basada en los libros que se estrena a fin de año [Link]. Nuevamente, con Cathe estamos decepcionadas de la apariencia de Hester, pero en general el tráiler se ve genial y Peter Jackson está involucrado así que le tenemos toda la fe!