Mi Realidad de Tinta: Reseña: Zahorí, El legado (Camila Valenzuela León)

Reseña: Zahorí, El legado (Camila Valenzuela León)

El legado · Camila Valenzuela León

Zahorí #1
Ediciones SM · 2013 · 387 pág.
Compra en · FCDL · Antártica
Goodreads
View Full Size Image
Siglos atrás, en la antigua Irlanda, quedó pendiente una promesa y un oscuro presagio. Algunos creyeron que el juramento quedaría en la palabra, pero la sangre no olvida. Solo en el presente, cuando las hermanas Azancot lleguen a vivir a un remoto pueblo en el sur de Chile, un linaje completo entenderá la fuerza de ese juramento. Pronto, las cuatro hermanas descubrirán su destino y el legado que les fue heredado.

Y el Fuego no sabría del aire
y el Aire no sabría de la Tierra
y la Tierra no sabría del Agua
y el Agua no sabría del fuego nunca más.

Luego de un vuelo bastante complicado, las hermanas Azancot llegan a Puerto Frío a instalarse a la casa de su abuela Mercedes, a quien no han visto desde que eran unas niñas. Magdalena, Matilde, Manuela y Marina tienen personalidades absolutamente opuestas, hecho que se ha acentuado más luego de la sorpresiva muerte de sus padres, especialmente luego de verse obligadas a dejar su vida en la capital para volver a un lugar que no significa gran cosa para ellas y que oculta más secretos y peligros de lo que podrían haber imaginado.

—A veces, cuando uno menos lo espera, cosas que antes no ocurrían comienzan a suceder.


 Me gusta comenzar un libro sin saber qué esperar y son raras las veces en que se puede leer algo de lo que no leas/escuches antes, sobre todo cuando hablamos de literatura juvenil (pero siendo Zahorí un producto nacional pude hacerlo ¡y me alegro!) porque las cosas se sienten de manera diferente cuando no tienes otras referencias. En este caso la historia comienza a bordo de un avión con rumbo al sur de Chile (un sitio que destaca por su paisaje, sus bosques y su clíma lluvioso y frío durante gran parte del año) donde podemos observar desde el primer momento cómo las 4 hermanas no pueden dejar de molestarse por las mismas diferencias tan grandes que existen entre cada una.

Aunque en un principio fue un poco confuso recordar quién era quien por tantas mujeres con nombres comenzados en la letra "M" que intervenían al mismo tiempo, una vez que la historia toma su curso se hace más fácil seguir lo que está ocurriendo, ya que la gran mayoría es contado a través de la voz de Marina Azancot, la menor de las hermanas y la única que todavía va al colegio. Marina es la pieza clave de la historia, a pesar de ser la más pequeña del grupo es la primera en adaptarse a su vida en la casona de su abuela Meche en Puerto Frío, y la primera en descubrir que en su familia no son personas comunes si no que por su sangre corre la herencia de los Elementales por lo que ella y sus hermanas están vinculadas a los elementos Agua, Fuego, Aire y Tierra. Esto también la lleva a vivir un par de situaciones "incómodas" cuando sus poderes comienzan a manifestarse.

En esos momentos estaba de nuevo frente a un profesor que probablemente también la consideraría una "niña neutrón" en un futuro no muy lejano o, peor aún, la tratara de "niña electrón" una vez que hablara con la directora y esta le contara lo negativa que era para el ambiente de la Escuela Elemental de Puerto Frío.


Magdalena es la hermana mayor y la única que es capaz de comprender a la impulsiva Marina, aunque esta se distancie de ella por no poder contarle su secreto. Ella es un personaje bastante silencioso, se da a conocer más a través de sus acciones y los comentarios que hacen los otros sobre ella que por sus diálogos propios, es la fuerza que mantiene a las hermanas unidas y aunque no sepamos demasiado sobre ella, es un personaje bastante adorable y con un lado romántico que no me esperaba. Manuela es la chica que está enojada, es con quien más fui capaz de conectar porque refleja totalmente lo que se vive en un período de duelo, no desea adaptarse y es capaz de dar sus opiniones sin vacilar. La última hermana es Matilde, otro de los personajes silenciosos y un espíritu libre. A lo largo del libro no la vemos demasiado y se aclara que su personalidad siempre ha sido de ese modo, por lo que a nadie le sorprende. A pesar de eso Matilde acaba siendo una SORPRESA en los capítulos finales.

La trama se mueve entre dos puntos claves: el que las hermanas descubran su legado, cada una a su ritmo mientras las vemos comenzar a adaptarse a este nuevo lugar y los conflictos amorosos, uno dado por Marina (que, como adolescente que es tiene su momento egoísta de "esto es lo quiero") que es de gran importancia hacia las páginas finales, y otro menor de Magdalena del que no alcanzamos a saber mucho más, pero espero que se desarrolle más en los siguientes libros porque tiene mucho potencial. La ambientación es otro punto importante a destacar, creo que la autora logró dar la talla en el sentido de hacer creer al lector que realmente está en el Sur y no en un sitio genérico, aunque de manera personal hubiera disfrutado un poco más de detalles en la descripción de Puerto Frío, ya que no pasa mucho más allá de la escuela, la casona y los bosques en los alrededores.

—Tú no tienes derecho a tratarme como lo haces solo porque me preocupo por ti.

—¿Y me puede explicar por qué cresta se preocupa tanto por mí? —le preguntó despacio, cerca de su oído.


A pesar de mi confusión en un principio por lo de tanto nombre parecido (ese detalle también tiene un propósito) los diálogos tienen un muy buen ritmo, aunque me sigue dejando con una sensación extraña a veces el leer diálogos tan "chilenos" cuando estoy acostumbrada a otra cosa :) El final del libro es genial, cuando ya creía que la cosa seguiría un camino lógico todo se desordenó y llegó el caos y la muerte mientras yo no podía ponerle freno a nada de lo que estuviera sucediendo para recuperarme. El final deja necesitando tener pronto la continuación, porque por lo menos yo no me imagino qué es lo que hará la familia Azancot para sobreponerse a los trágicos hechos que finalizan esta primera parte.

Zahorí es la nueva apuesta en literatura juvenil-fantástica nacional de SM, que acabó siendo una muy grata sorpresa ya que el mundo editorial no suele apostar por la publicación historias de este tipo (de autores nacionales) y, porque no tiene mucho que envidiarle a otros libros del género. Solo me queda esperar que el siguiente vea la luz pronto mientras cruzo los dedos para poder llegar a saber mucho más de las historias de cada una de las hermanas Azancot y cómo abrazan su legado de Elementales.

Gracias a Ediciones SM por el ejemplar

Camila Valenzuela León


Nació en 1985 en Santiago. Se licenció en Literatura Creativa y luego realizó el Magíster en Edición en la Universidad Diego Portales. Es, además, Magíster en Historia del Arte por la Universidad Adolfo Ibáñez. Actualmente, cursa el Doctorado en Literatura en la Universidad de Chile e imparte clases en el Diplomado de Literatura Infantil y Juvenil en el Instituto de Estudios Avanzados de la USACH.

El año 2010 vio publicada su tesis de magíster, The Chilean Way, una antología de las crónicas del inglés Neil Davidson por la editorial Los Libros Que Leo. Camila comenzó su relación con el género fantástico a través de autores como C.S. Lewis, J.R.R. Tolkien y J.K. Rowling.

A los catorce años, empezó a escribir la trilogía Zahorí. Sus compañeras de colegio fueron sus primeras lectoras y seguidoras de la saga. Pero el texto quedó ahí, guardado en un cajón. Hasta que diez años más tarde, ordenando su pieza, se encontró con el manuscrito. “Fue ahí cuando pensé: ‘Tengo que hacer esto de nuevo’. Entonces tomé el texto, un cuaderno y mi computador y me fui a Valparaíso. Ahí, en la antigua casona de una tía, comencé la primera parte de Zahorí”.

Luego de una semana de locura en la Universidad (maldita) pude traer la reseña de Zahorí que es una de las tantas que estaban pendientes *cofmuchascontinúanpendientescof*. Ahora regreso a mi vida de esclavitud :(
Luv ya

12 comentarios:

  1. No lo conocía, a mí se me queda un poco infantil pero para mis primillos más peques puede estar bastante bien :) Un beso!

    ResponderEliminar
  2. La autora se ve bastante experimentada! a mi me alegra que se atrevan a publicar mas escritores latinos :)

    ResponderEliminar
  3. No sabía de el pero me dejas con ganas de leerlo y ver que tal la autora n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me tinca bastante este libro y la verdad a veces me gusta leer cosas con chilenismos incluidos, asi que espero ponerlo a la lista de "libros para vacaciones"

    Nos leemos

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo en mi wishlist!! Ojala pueda leerlo pronto... me interesa mucho!!! Muy buena reseña... saludos!

    ResponderEliminar
  6. A mí no me interesaba al principio, me lo imaginaba como un libro que no sería de mi agrado u_u pero a ti te gustó y es de una compatriota así que espero poder leerlo^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Me llama mucho la atención y me encanta que este ambientado en un lugar que conozco *U*
    Besote

    ResponderEliminar
  8. Me llama bastante la atención, la apuntaré a mí wishlist.
    ¡Muchísimas gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  9. Todo eso de las hermanas y sus amoríos me suena mucho a Mistica Natural... aunque se nota que son historias muy diferentes, solo digo xD
    Me gustaría leerlo, suena bien, además apostar por autores de juvenil, que escriben en español, es algo que se necesita. Besos!

    ResponderEliminar
  10. lo estoy comenzando a leer, espero que me guste
    porque las reseñas que he leído están muy buenas :D
    saludos

    ResponderEliminar
  11. yo encuentro que no estuvo muy apegado a como es el sur de Chile y si, quizas es algo infantil :/

    ResponderEliminar
  12. yo encuentro que no estuvo muy apegado a como es el sur de Chile y si, quizas es algo infantil :/

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! Todos somos libres de tener nuestra propia opinión, pero por favor, recuerda hacerlo siempre con respeto hacia los otros :)