Mi Realidad de Tinta: Will Grayson, Will Grayson (David Levithan & John Green)

Will Grayson, Will Grayson (David Levithan & John Green)

Will Grayson, Will Grayson; David Levithan & John Green

Will Grayson, Will Grayson · Único
Nube de tinta (PRH) · 2015 · 336 págs.
Goodreads

Will Grayson tiene dos reglas en la vida: callar y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer.
Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona.
Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto.

Pienso en cuánto dependes de tu mejor amigo. Cuando te despiertas por la mañana, sacas las piernas de la cama, pones los pies en el suelo y te levantas. No te acercas al borde de la cama y miras hacia abajo para asegurarte de que esl suelo está ahí. El suelo siempre está ahí. Hasta que deja de estar.

Queridos David y John:


Primero, quiero comenzar mencionando el antecedente de que si bien Bajo la misma estrella me encantó, los posteriores libros de John Green se convirtieron uno a uno en el reflejo de un molde que no dejaba de repetirse: personajes nunca populares que de algún modo se fijaban en las (molestas) chicas inalcanzables con algún amigo rarito que acaba soportando el peso de una trama repetitiva con humor y momentos emotivos que llevaban al protagonista a darse cuenta de todo lo bueno que tenía su vida en un momento de epifanía. Para ser honesta, temía que la fórmula se repitiera... y durante el primer capítulo del libro algo así sucedió...

Will Grayson (1) es un chico que prefiere callarse las cosas y nunca dar demasiada importancia a las relaciones personales, casi no tiene amigos a excepción de Tiny Cooper (enorme, gordo y la persona más gay que conoce, según su propia descripción) con quien si hubiera podido elegir probablemente no sería amigo, ya que siempre lo está involucrando en cosas que lo dejan en ridículo y lo mantienen fuera de su área de comodidad. Me preocupé bastante con todo esto, creí que todo sería igual que siempre... pero luego las cosas comenzaron a cambiar. Jane, la chica a quien Will (1) conoce a través de la Alianza gay hetero (algo así como un Club del que, por supuesto, Tiny es prácticamente el presidente) no es pretenciosa ni un amor no correspondido por parte del protagonista, sino una chica algo timida, libre y decicida... y entre ambos se desarrolla una dinámica en la que dos personas muy distintas se conocen y cambian su relación con pasitos pequeños, miedo e inseguridades. Fue algo bastante tierno de leer, aunque Will (1) fuera un cobarde.

Me preocupaba también que el personaje homosexual presentado fuera tan caricaturezco, me parecía que le faltaba seriedad, algo que nos hiciera entenderlo y no solo reir por lo mucho que le gusta cantar, gritar, ser dramático y enamorarse cada 2 horas. Pero entonces me sorprendieron, y llegó el Will Grayson (2). El cambio del narrador se nota en un instante sin la necesidad de esos párrafos llenos de inicios en minúscula, y nos encontramos con un personaje con más dimensiones y profundidad que los anteriores. Will (2) sufre de depresión y no titubea en hablarnos de sus problemas con su madre e insinuar cosas sobre la muerte, nada está bien en su mundo durante el día y Maura -una amiga de su colegio- se convierte en un personaje desagradable desde el primer minuto con su insistencia a saber todo lo que le sucede. Lo único bueno en el mundo de Will (2) es Isaac, un chico al que conoció a través de un chat y de quien se ha enamorado. Pero Will no le ha dicho a nadie que está enamorado, mucho menos que ha sido de un chico que ni siquiera ha visto en persona.

Todos los capítulos impares fueron escritos por John Green y se nota (tu fórmula ya es demasiado conocida, John), pero a partir del punto en que ambos Will se encuentran y la historia narrada por David se encuentra con la anterior todo toma otra forma y se siente como si todo el contexto entregado fuera solo una herramienta para demostrar un punto y no al revés. Aunque en esos momentos era más duro leer (lo de Isaac era algo que no me esperaba, David) todo lo que sucedía y sentía incluso miedo por las decisiones que Will (2) pudiera tomar, la llegada de Tiny y Will (1) a su vida fueron un verdadero punto de inflexión, y la búsqueda de ambos Will Grayson (de confianza, valentía, motivación para el cambio, amor) se convirtió en una historia que tiene mucho más que un gran musical gay detrás.

Que dos autores ya consagrados como ustedes se unieran es genial, especialmente cuando los lectores salimos beneficiados de la unión como en este caso. Will Grayson, Will Grayson es una historia divertida con ritmo que decae en muy pocas ocasiones y que fácilmente se lee en un día (cuando, you know, la persona que está leyendo no tiene certámenes ni horas de clínica entre medio), con personajes que es imposible no querer (con la constante felicidad y compensión de Tiny, la libertad de Jane, y la aceptación y apoyo incondicional de Gideon) y una trama sencilla que comienza con un típico Boy meets girl y acaba en un gimnasio lleno de gente con muchas demostraciones de amor incondicional... no del romántico, si no del que te brindan tus amigos.

Así que en resumen lo que quiero decirles es, que a pesar de que a veces el humor y exageración de algunos personajes no ayudara a ilustrar todo lo complicado que es el tener una orientación sexual distinta (especialmente en la adolescencia, donde los chicos suelen ser crueles con todos quienes son diferentes), agradezco a ambos la existencia de este libro, en la que al final Tiny (y nosotros mismos) nos damos cuenta que las grandes historias no se tratan de una persona individual, si no del amor: en todas sus formas, edades y variedades, y ese es un mensaje que actualmente merece ser reconocido por más personas en el mundo.

A reader.


—Cuando sales con alguien, tienes el camino marcado. Te besas, hablas, le dices te quiero, te sientas en un columpio y terminas. Puedes trazar los puntos en una gráfica. Y en el camino vas revisándolos con él. ¿Puedo hacer esto? Si digo esto, ¿me lo dirás también tú?
»Pero con los amigos no pasa lo mismo. Tener una relación es algo que eliges. Ser amigo de alguien es algo que eres.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras Ediciones

Will Grayson, Will GraysonWill ti presento Will

¡Necesito más libros de Davis Levithan en Chile, please!

1 comentario:

  1. Tengo el libro guardado por ahí, aún no lo comienzo, pero en un futuro lo haré. Lo que dices de John es cierto lo puedes predecir si ya leíste varias de sus novelas. Un abrazo, buena reseña.

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! Todos somos libres de tener nuestra propia opinión, pero por favor, recuerda hacerlo siempre con respeto hacia los otros :)